viernes, 17 de septiembre de 2010

Libro "Crónicas de la Semana de Malvinas en Monte Grande"

Prólogo


Este libro no tiene más pretensión que ser una crónica.
La crónica de cinco días históricos en nuestro municipio, cuando un grupo de ex combatientes logró concretar un sueño largamente proyectado: iniciar la muestra de la Semana Recordatoria de la Gesta de Malvinas en el Bicentenario de la Revolución de Mayo, como reza la invitación oficial, “del 29 de marzo al 02 de abril en la Plaza de los Fundadores” (Alem y Arana).
Estos fueron días intensos, plenos, llenos de emociones a flor de piel.

He querido transcribir parte de ellas en este humilde recordatorio, ya que el simple hecho de mirar las fotos del acontecimiento no alcanza para conocer en toda su magnitud la experiencia vivida; sé también que algunos vecinos estuvieron presentes en algunas jornadas y en otras no, por lo cual habrán perdido la oportunidad de conocer la totalidad de los eventos.
En este libro podrán hacer un recorrido virtual aquellos que no estuvieron, o rememorarlo quienes lo vivieron.

Creo firmemente que Historia no es sinónimo de Pasado.
Creo que Historia hacemos todos desde nuestro lugar, cuando reaccionamos y accionamos en pos de una causa; hacemos historia cuando guardamos en nuestras retinas lo que sucede en derredor para luego relatarlo a las generaciones venideras, tal como hacen los veteranos en las escuelas.
Hacemos historia cuando modificamos algo, para bien o para mal.
Si tenemos un poco de amor en el corazón, podemos hacer historia cuando ayudamos al prójimo y modificamos los hechos para sumar.
Si no vemos claro el camino, haremos historia del otro lado, del lado del pobre de espíritu.

Para todo esto es importante la Memoria.

En nombre de esa memoria, a la que quizás un día debamos apelar cuando un nieto o biznieto nos interpele:
-Abuelo/a… ¿de qué se trató esa carpa que pusieron una vez en la estación?
¿Para qué era? Vos estuviste ahí?
¿Qué había en ella? ¿Quiénes vinieron?

Ojala tengamos, ese día, la memoria intacta como para dar respuestas.
De no ser así, dejo constancia escrita de los hechos que forman parte de la historia del distrito, al haber sido testigos de la primera vez en que un museo abierto sobre la guerra de Malvinas fue propuesto a la comunidad.

Creo también que la docencia no es exclusiva de los formalmente llamados docentes; hay ciertas personas en la vida que hacen docencia sin haber estudiado para ello.
En el caso de los ex combatientes, logran enseñar en vivo a cientos de niños, adolescentes y adultos, los valores que ellos aprendieron.

No se trata sólo de contar sus experiencias en la trinchera, en el crucero o en la aeronave; cuentan, además, del amor a la celeste y blanca que los impulsó a seguir adelante pese a todo.

Hemos aprendido en nuestros tiernos años a conocer a Alberdi, a Belgrano, al Sgto. Cabral, a Moreno, y a tantísimos personajes lejanos a través de los libros.
Impersonales y despojados de sentimientos, sus autores hacen un relato pormenorizado de las hazañas y gestas históricas, de sus árboles genealógicos y de sus días finales.

Muy válida como información pedagógica, por supuesto, pero lejana y fría.

En este libro propongo que aprovechemos su presencia en nuestras vidas: esta es nuestra oportunidad, la de nuestros hijos y nietos, de aprender la HISTORIA VIVA que nuestros veteranos proponen.

No pude sustraerme del vicio de mi oficio y me dejé llevar por alguna imagen poética que se colaba entre datos y descripciones.

Van a continuación los detalles de las circunstancias y hechos vividos en Monte Grande pero con un condimento que no encontramos en los libros de historia: SENSACIONES. EMOCIONES. VIBRACIONES INTERNAS.

Una simple crónica de los acontecimientos vivida por mí y por tantos conciudadanos.

La autora.
****************************************************
Introducción

Esta es la crónica de una semana que duró mucho más que siete días calendario.
Una semana única e irrepetible, como todas, pero con el agregado de que formará parte de la historia local y de su gente.
Una semana que empezó a gestarse allá a comienzos del año pasado, cuando un Veterano de Guerra les propuso a sus compañeros hacer algo “diferente” para mostrar a la comunidad.
Una semana con doble feriado: semana Santa para la grey católica y Santísima para los Ex Combatientes que están en la carpa.

La última cena del jueves Santo coincide con la Vigilia por los Caídos y el “guiso de campaña” con el cual celebramos nuestra propia Eucaristía que es presidida, hoy más que nunca, por Nuestro Señor.

Viernes de corona de espinas, flagelación y muerte; viernes de llanto recordando a los que murieron allende el mar, crucificados por esquirlas y balas sobre la turba fría, o bajo el bravo mar congelados.

El comienzo y el final; la oscuridad y la luz.

Cualquiera sea la figura antinómicamente propuesta, los hechos y los recuerdos se yuxtaponen entre lo bueno y lo malo, entre lo correcto y lo incorrecto, entre la vida y la muerte.

Sin la guerra no tendríamos caídos.
Sin la guerra no habrían sufrido, llorado y muerto en vida quienes perdieron a sus seres queridos.

Sin la guerra de Malvinas seríamos más felices o más inconscientes.

Demos gracias entonces ante lo que no se pudo evitar; la guerra que fue y que no debe volver a ser, es un recordatorio permanente de los errores cometidos y de las redenciones adeudadas. Intentemos saldarlas hoy.

Agradezcamos, dejando de lado el rencor, que a causa de esa guerra nos hicimos más hermanos.

Que gracias a la guerra hemos aprendido una lección de patriotismo como hace décadas no se enseñaba en las escuelas, y que sin odio podemos levantarnos y renacer.

Como lo hizo Jesús.


Como lo hacen los ex combatientes, sus familias y las familias de los caídos.


martes, 16 de febrero de 2010

Canción del Sin Nido


Pajarito
chiquitito
sin semillitas ni pan.
Benteveo
golondrina
niño trunco de volar.

Avecilla
pequeñito
sin agua para abrevar.
Pluma rota,
ojo ciego.
Niño que ríes igual.

Pinturitas
papel blanco
trazo rojo del sangrar.
Trino ronco
voz quebrada.
Niño que buscar amar.

Luz velada
hornerito
ni refugio ni saltar.
Corre y vuela
despacito
niño que piensas la mar.

Abracito
dulcecito
ansia y fuego por andar.
No te vayas
gorrioncito!
Ave en la tierra del mal…

sábado, 8 de agosto de 2009

AMOR PURO DE NIÑO (Puro niño sin amor)

En la prisión de tu carne casi muerta de vida y en tu vida tan llena de mística libertad puedo verte, tan lejano entre la gente como cerca estás de mí mientras pensamos igual.
Esas cosas que los demás no entienden.
Pequeñeces y grandezas de una mágica comunicación.
Ojos nítidos de infancia truncada, celeste cielo en la negrura peor.
Cuerpito frágil e inmóvil.
Confiado cuando amas. Obstinado si no lo sientes.
Rebelde de rebeldía innata porque las cosas no deberían ser como te fueron.
El futuro no te llega y el pasado no libera… pesa y mucho,
complotado con la ley de gravedad que te encadena al suelo.
Imaginás lo que se siente al caminar descalzo?
Intuirás, al menos, la sensación del verde fresco en las plantas de los pies?
O, cual ciego de nacimiento, nunca sabrás lo que significa el color?
A veces tu mentecita tierna desea ser como los otros y correr?
Cuando mis dedos te cuentan los caminitos de un cuento veo moviéndose un índice en vano intento por contar tus propias cuentas…
Tu boquita no besa pero rebalsa amor pegajoso de galletas en las mejillas de quien se acerca por ella. Generoso en tu paraplejia, nos besás igual.
Eso es amor del bueno.
Es el que no abandona, ni reclama ni olvida.
Es el amor que se regala porque si, porque querés.
Amor puro de niño.
Puro niño sin amor…
Si tuviera que pedir perdón por los que lo hicieron y redenciones ajenas, no me alcanzaría la vida aún andando de rodillas hasta el día que me muera.
Y tampoco estoy segura de no haber sido yo misma parte de la trama cruel, con mis miserias y prejuicios y con tanta indiferencia cotidiana.
Caminaré los caminos que no podrás caminar; alzaré en tu nombre los brazos que vos no podes alzar.
La tiranía de un karma impropio enmudeció tu voz inocente pero prometo, en este acto solemne, gritar por vos cuanto pueda.
Hablar en tu nombre es misión sagrada, porque así lo demanda tu delicada e inmovilizada humanidad.
Y el eco de ese grito se escuchará luego, alguna noche lejana en los tiempos del hombre…

martes, 7 de julio de 2009

Muerta




Me hieren tanto el dolor como la injusticia y lo vano.
Me duelen tanto la mentira como la guerra y el desamor.
No puedo verme a mí misma cuando sangro en el silencio de las noches desvirtuadas en batallas ajenas, desvanecida mi propia imagen en la oscura vileza del ser al que enfrento…
Con pocas letras se logra el daño más grande y desmayan mis fuerzas, porque no llega ni una caricia para aliviar esta lluvia ácida que hiela mis venas y derriba una a una mis defensas agobiadas por tantas arteras y venenosas lanzas.

“Salgo, lucho, creo, vuelvo… y todo dura un instante…”

Vivo, amo, entrego, muero.

Sola y negra.
Sola y ciega.
Sola en el mundo.
Sola.
Y muerta.

jueves, 28 de mayo de 2009

El amor de un Día


Érase éste un Día que cerró sus ojos
Muriendo de a poco en la tempestad.
Y cantaba, triste, su dulce congoja
Por estar perdiendo a quien amaba más.

El viento alocado gritaba en la nada.
La lluvia, impiadosa, borraba su andar.
Varias nubes grises viajando hacia el norte
Presagiaban todas su oscuro final.

Sombras y más sombras alzaban los brazos
En feroz intento por su voz callar.
Gélidas criaturas ciñeron sus labios,
Mutando el designio a su voluntad.

Pero quiso el sino que un último aliento
Del Día extinguido pudiese escapar.
Respiró profundo, alzó la mirada,
Y en un frágil beso lloró su pesar.

-Fuiste mi imposible- dijo apenas- Una!
Entre tantas luces… Una! En un millón…
Por misericordia, se asomó la Luna
Y con luz piadosa dio la extremaunción.

miércoles, 13 de mayo de 2009

El horizonte en tu laguna


Logro oír sus tenues olas
que, por influjo del viento,
me acunan y me transportan
a ese mágico momento
en el que leo tu olvido
y en el que tengo tu aliento.

Me das tu paz; te doy mis letras.
Entrego mis ratos para unir los tiempos.
Respiramos aire puro
sin pensar en lo que hacemos;
Somos el uno del otro.
Nos tenemos a lo lejos…

Si un día remoloneara
el Sol, en un vano intento
por dejarnos sin abrigo
para el alma y para el cuerpo,
has de saber que la noche
se encenderá con mis leños.

Y si se escapan las musas…
O si comienza el invierno…
Habrá un lejano refugio
donde reescribir el cuento.
Le daremos un final
Inesperado e incierto.

Si la lluvia nos bañase
en el otoño del tiempo,
cual bendición de los dioses
ambos la recibiremos.
Que del agua nace la vida,
y de tu alma, mis versos.

jueves, 16 de abril de 2009

Camino a la Iglesia


Suenan las campanas
Anuncian la hora.
Revuelo de aves
En torno a la aurora.
Las casas vecinas
Encienden sus luces
La vida despierta
Entre autos y buses.
Primer tren del alba
Raudo y lleno pasa;
Otra gente duerme
Tranquila en su casa.
Camino cien veredas
Y un charco tardío
Me obliga a saltar
Abreviando el camino.
Se abren las puertas
Del frente colosal
Y la escalinata
Me invita a pasar
Es que… debo hablarte,
Mi Reina del cielo…
Vengo a suplicarte
Que cumplas mi sueño…
Quiero que me ayudes
En este momento…
Quiero ser mamá,
Pero tengo miedo…
Si bendijeras mi vientre…
Si cumplieras mi sueño…
Queremos un hijo
Aunque no sea el momento…
Ya se que soy joven!
Ya se que no debo…
Pero fuiste Madre
Y entiendes mi anhelo…
Cuando me confirmen
Vendré a agradecerte;
Te traeré a mi niño!
será sano y fuerte…
Vendré a bautizarlo
Justo en esta Casa
Delante de Tu hijo
Bendita Madre Santa!


Camino a la Iglesia. (otra vez)


Vengo esta mañana
Ya no con mi niño;
Traigo dos pollitos
Que tengo en el nido.
Mas que bendiciones
Al darme el varón,
Me diste dos seguidas…
La nena nació!
Te la traigo ahora
Que pasó el dolor;
Fue muy duro el parto…
Y es grande el amor…
En una mañana
Brumosa, otoñal
Recibí a mi flor
En el hospital…
Por eso es que llego
Avanzando lento
Mis niños me pesan,
Estoy sin aliento…
Porque he caminado
Con ellos a cuestas
Solo para verte
Y que Tú los veas;
Bendice a mis niños,
Reina celestial!
Y bendita seas
Por saberme escuchar…

lunes, 6 de abril de 2009

Carta para Roberto


Mi bello Roberto:
Aún recuerdo que fuiste quien me dio la bienvenida a Casa M.A.N.U.
Aquella tarde de mi entrevista con Ale coincidió con la visita de Ronald McDonald y me invitaron a subir…
De pronto me encontré saludando a un montón de gente que me recibía como si me conocieran desde siempre.
Grandes, chicos y medianos.
Alguien me alcanzó una silla y en medio de mis nervios por la situación, me acomodé para ver qué sucedía.
En el tumultuoso bullicio del comedor, mientras esperábamos a dicho personaje, creo que fue la misma Alejandra quien me acercó un cochecito de bebé y me dijo, sin anestesia:
-HAMACÁLO-
!!!!!!!!!!!!
WOW!! Qué hago con este pequeñín? –pensé desconcertada- Cómo se llama, cómo se llamaaaaa???!!!
Qué tengo que hacer? Y si llora? Lo levanto o no lo levanto? Le doy un beso para tranquilizarlo o lo asustaré aún más? Pido ayuda o quedaré como una tonta? (Mujer grande!!!)
QUÉ HAGO CON ESTE BEBÉEEEE???!!!


Me mirabas en silencio desde tu lugar. Yo temblaba mientras tomé tu manito creyendo que te ibas a asustar. Pero lejos de ello, en ese mismo momento nos hicimos amigos.
Llegó Ronald e hizo su show; te regaló un globo y a mi también.
Cuando todos aplaudieron para despedirlo te asustaste, hiciste un puchero y yo te hablé. Enseguida se te pasó el miedo y seguimos conversando hasta que llegó la hora de irme y me despedí con un -Hasta luego! Nos vemos los lunes de 4 a 8…

Por suerte todos los lunes en la casa fueron maravillosos.
Algunos mejores que otros cuando había buenas noticias.
Otros no tanto, cuando algún inconveniente llovía sobre alguno de ustedes…
Algunos lunes yo llegaba y me encontraba una camita vacía que daba algo de tristeza, como cuando despedimos a María. Tristeza que se despejaba enseguida al pensar en la vida de dicha y amor que le esperaba junto a su familia.
Algunos lunes le dábamos la bienvenida a alguien que ingresaba, otro recibimos de vuelta a Gabriel que se había ido pero regresó…
Los lunes han pasado a ser días sumamente importantes para mí.
Son los días en que cambié tu pañal, que preparé la merienda que devorabas sentado en mi falda; día en que te bañaba mientras salpicabas toda la cocina con tus manotazos; algún lunes te saqué una foto envuelto en ese toallón con capucha, muchos lunes te quedaste dormido en mis brazos…
Los lunes te he visto crecer.
Un lunes conocí tu primer dientito y, al siguiente, el segundo. Los lunes y algún día extra fui testigo de tus primeros pasos que venían acompañados por ese silbido único que nos causó tanta gracia.
Los lunes conocí de a poco a tu bella familia, vecinos de barrio y compañeros de sentimiento.
Y hoy, lunes 6 de Abril, te escribo estas palabras para despedirme.
Me despido como aquél día de la primer visita…
HASTA PRONTO, ROBERTO!
Que Dios los bendiga.

domingo, 5 de abril de 2009

Casi. Nunca. Siempre. Jamas.




Casi… consigo imaginarte cercano.
Nunca… lo logro más que parcialmente.
Siempre… altivo, voraz, insolente
Jamás… fraternal, tibio o solidario.

Casi que tus vientos logran rescatarme.
Nunca han podido más que mentalmente.
Siempre esta pesada mochila impertinente
Jamás renunciaste, un tanto ciego, a verme.

Casi por cansancio que te doy mi aliento.
Nunca he sabido entender claramente.
Siempre jugando inadecuadamente
Jamás he logrado mantenerte atento.

Casi que me rindo. Casi que me entrego.
Nunca llego a serlo; nunca internamente.
Siempre desafiante, siempre inteligente
Jamás apagaste, jamás, este fuego…

A mi futuro.

miércoles, 1 de abril de 2009

NUNCA MAS!




video


2 de Abril
Para los que no regresaron.
Para sus familias.
Para los que volvieron y llevan una espina en su corazón,
ese dolor eterno llamado MALVINAS...
**********************************************
En un nuevo aniversario de la gesta de Malvinas donde 649 nombres fueron inscriptos en la madera de una cruz blanca;
Donde otros tantos perdieron la vida a traves de los años, sin que nadie reconozca el número de victimas post-guerra;
Cuando aún seguimos llorando más suicidios en el anonimato...
Que la cruda realidad abra nuestras mentes, ablande los corazones y mantenga viva la memoria...
Para que el conflicto bélico sea historia de un pasado que alecciona, reconocimiento del presente que no olvida y certeza de un futuro que repita a toda voz...
NUNCA MAS !



Dedicado a mi esposo, uno más de tantos héroes que continúan la lucha pacífica y silenciosa...

sábado, 28 de marzo de 2009

Un ruego...


Déjenme vivir… déjenme soñar!
Suelten mis amarras… déjenme volar!
Si a nadie hago daño…
Si lo hago yo sola…
No sigan mis huellas…
No corten mis manos…
No encierren mi mente
No asfixien mis ansias…
Déjenme ser Yo
Y no cuestionen mis actos!

sábado, 21 de marzo de 2009

Canción de cuna mapuche



Duérmete, mi niño mapuche
Duerme y no escuches los gritos
Descansa en la sangre aún tibia
de tu familia, regada por siglos.

Duerme y mira el horizonte
Sin ver a tu lado las armas
Cierra los ojos, pequeño.
No veas tus propias entrañas

Duérmete niño aborigen
Duérmete, niño mapuche
Guarda un puñado de tierra
Mientras masacran tu origen

Que tu heredad ya no existe
Y las raíces se vuelan
Maldita conquista blanca!
Duerme, mi niño, y resiste…


AIWIÑ.

miércoles, 18 de marzo de 2009

De mis colores internos.


Buscando ese verde mixtura

tomé mi amarillo oxidado.

Me diste tu azul obstinado

y un toque de lila fortuna.


Volví por rebeldes violetas,

lloré sobre ocres difusos.

Obtuve celestes confusos

y grises cubrieron mis puertas.


Cambié índigos modernos.

Forjé rosas con mis manos.

Amasé brillos dorados

y logré negros eternos.


Proyecto con luz mediante,

níveo fruto en el destierro

el blanco surgió radiante.

Mis sombras, Edén y suelo.

domingo, 15 de marzo de 2009

LA OCHOMESINA


Estabas tan ansiosa por ver la luz…
No podías esperar tu tiempo, debías llegar antes…
Y eso marcó tu destino de diferencias y esquemas rotos.
Madrugada azul con olor a lirios.
Cielo oscuro tapizado de diamantes.
Un aviso punzante le dijo al vientre que venías…
Que ya estabas lista, aún sin estarlo…
Y tu llanto desgarró la madrugada
Y tu rostro iluminó la escena
-No era tiempo. – dijo la partera.
-No era tiempo. – repitió tu padre.
Pero no los escuchaste…
Si jamás te importaron el reloj, el calendario ni las leyes de los hombres…
Designio natural o capricho personal?
Sea cual fuere el motivo peleaste por respirar y lo conseguiste.
Luchaste por abrir los ojitos desnudos, sin pestañas ni colores
Asiste con fuerza un dedo materno que sentía temor de tocarte, frágil piel sin acabar…
Y aunque el alimento llegara a los labios transparentes tu delicado sistema decía que no… no era comida tu elemento vital, sino el aire nocturno que te acunó aquel día…
Nunca un berrinche, jamás el llanto.
Como ave de mar creciste en la orilla del mundo, mientras incursionabas a las islas de tu amada libertad.
Vuela! etérea y sutil gaviota, sigue los vientos que te llaman de altamar…

viernes, 13 de marzo de 2009

Mi primer día en un nuevo espacio...


En mi torpe esperanza de niña crecida,
de alma carente y pasión por las letras,
instalo una flor en este críptico reducto...
tan fugaz como mi naturaleza lo requiera,
tan duradero como tus ojos lo permitan...

Y si algo de su aroma te deleita,
bienvenido seas a esta isla...

Y si acaso no pudieras percibirlo,
sigue ávido tu camino de interrogantes
sin "saberme"...

Que ya nadie está obligado a acompañarme...
porque muchos comprendieron mis silencios...